Servicio de Agua Potable

Agua No Contabilizada

¿Qué es el Programa de Gestión de Pérdidas de Agua (PGPA) ?

El Programa de Gestión de Pérdidas de Agua es un programa integral de la ESPH que busca mediante la ejecución de acciones y actividades optimizar la gestión operativa de agua, reduciendo las pérdidas técnicas en un 30% y las pérdidas comerciales en un 98% en relación al Balance de Agua del 2015.

El programa es ejecutado por un periodo de 10 años por equipos del Negocio de Agua Potable y de Servicios al Cliente y Mercadeo y se mantiene dentro de la operación del acueducto para regularlo de mejor manera.

El Balance de Agua, permite rastrear y contabilizar cada componente de agua de un sistema de abastecimiento dentro de un período definido, el cual debe contemplar la incertidumbre de los datos.
 

¿Por qué es necesario para nuestra provincia?

La gestión de pérdidas de agua, es una acción que realizan los operadores para mejorar la eficiencia del acueducto: maximizando el uso del volumen producido y por ende, reduciendo el consumo eléctrico y mejorado la medición de los consumos. En situaciones de déficit de agua, esta acción tiene un efecto regulador para el abastecimiento, sin embargo, no es la única acción que debe ser contemplada en una adecuada gestión del recurso hídrico.
El “Agua No facturada”, es el agua potable que entra al sistema de distribución de acueductos sin ser contabilizada y por lo tanto no es facturada. Esta se divide en consumos autorizados no facturados como mantenimientos del acueducto, pérdidas técnicas y pérdidas comerciales.
Las pérdidas técnicas corresponden a pérdidas del flujo en fugas visibles y no visibles, y rebalses en tanques.
Las pérdidas comerciales no son pérdidas de flujo, si no consumos que por distintas razones no se pueden registrar, ya sea por causa de errores en los equipos de micro medición, clientes fraudulentos y/o clandestinos, errores de lectura, etc.
Los operadores de acueductos actualmente se enfrentan a grandes desafíos en torno al recurso hídrico. Los impactos en el abastecimiento de agua en la provincia, corresponden a la suma de variables como: la disminución en la disponibilidad de agua una reducción de los niveles en fuentes superficiales y freáticas causadas por los eventos climáticos, los efectos retardadores y reguladores mediante infraestructura y los patrones de consumo del acueducto.

¿Cuáles serán los beneficios?

Gestionar pérdidas de agua es importante pues permite mejorar la calidad y continuidad del servicio.

Al fortalecer el mantenimiento predictivo de la red, permite la extensión de la vida útil de la misma y una rebaja en los costos de mantenimiento correctivo, además, una mayor disponibilidad de agua potable al disminuir fugas y reboses, optimización de la gestión de presiones, menor consumo de energía en casos donde se requiera aumentar el consumo por bombeo y regularización de la facturación para casos fraudulentos y clandestinos.

Por otra parte, se da así una mayor conciencia en los clientes, mejorando los patrones de consumo del acueducto.

Los resultados del Balance de Agua del 2019, demostraron una mejora en la gestión de pérdidas de agua del acueducto. Se observó una reducción de pérdidas técnicas y de pérdidas comerciales y se evidencia los esfuerzos realizados por el Negocio de Agua Potable, al implementar nuevas tecnologías para el parque de medidores, la macro medición en fuentes, nuevas sectorizaciones entre otras acciones.

En la imagen se muestra la evolución del Agua No Facturada y Pérdidas Totales (Técnicas y Comerciales) del acueducto desde 2015, se observa la disminución de los porcentajes producto de la implementación del PGPA.