EL AGUA NO SIEMPRE CAE DEL CIELO

Por ese motivo Desarrollo Empresarial y Agua Potable trabajan en el proyecto de Embalse de Regulación Estacional.

Inicia la época seca y muchos piensan en sus vacaciones, la playa, el sol  y se les dibuja una sonrisa en el rostro y no es para menos; otros recuerdan la escasez del agua del año anterior con preocupación, siendo una situación de riesgo que va en aumento.

Durante la época seca, las fuentes de agua como ríos y nacientes disminuyen su caudal y operativamente debemos hacer frente al faltante de agua con pozos de abastecimiento. Debido a esta situación, en los últimos años, la ESPH ha buscado una alternativa para maximizar la concesión de agua del río Segundo y  apoyar la oferta del acueducto en momentos en los que el agua no cae del cielo, o cae muy poco.

En conjunto con el Negocio de Agua Potable, Desarrollo Empresarial trabaja en un proyecto llamado “Embalse de Regulación Estacional” y consiste en almacenar agua durante la época lluviosa para utilizarla en los momentos más secos del año.

Se desea construir un lago artificial que aproveche el caudal del río Segundo y  se abastezca con el agua de la concesión, para contar en el verano con apropiadamente 300 mil metros cúbicos, como parte de la solución para la escasez del agua.

El proyecto ya obtuvo la Viabilidad Ambiental en septiembre del presente año y cuenta con el apoyo de la Junta Directiva de la ESPH “Para nosotros es un gran paso, eso visualiza la innovación y el trabajo en equipo, en Desarrollo Empresarial buscamos apoyar a los negocios, en este caso Agua Potable, generando proyectos atractivos, novedosos y útiles para la organización y la ciudadanía”, indicó Cinthya Gómez, una de las encargadas del proyecto (Ingeniera de Desarrollo Empresarial).

En la actualidad el proyecto se encuentra en el cierre de la fase de factibilidad, posteriormente vendrán las fases de diseño y financiamiento.

Un embalse es una alternativa adicional para minimiza el riesgo de desabastecimiento, es un apoyo importante a la operación cuando se tenga una menor producción de agua de ríos y nacientes, nos ayudará a generar una contención en época seca”, agregó Gómez.

De momento se han evaluado varios terrenos en Los Ángeles de San Rafael de Heredia, para construir el embalse y las obras necesarias para el aprovechamiento del agua. Se necesitan aproximadamente 10 hectáreas y tendría una profundidad cercana a los tres metros.

En Desarrollo Empresarial se trabaja para mejorar el servicio de agua cuando esta no cae del cielo y cumplir  el slogan de la ESPH, “Desarrollo Inteligente para su bienestar”.

“No se aprecia el valor del agua hasta que se seca el pozo”

Proverbio inglés