ESPH avanza hacia la Carbono Neutralidad

Para la Organización de Naciones Unidas (ONU) la búsqueda de la carbono neutralidad a nivel planetario debe darse para el 2050 y la catalogan como la “misión mundial más urgente”.

Según datos del Secretario General de la ONU, António Guterres, el panorama aún es optimista mientras las personas, las empresas y las naciones se comprometan ante un cambio real para la disminución de las emisiones que provocan el calentamiento global.

“El último decenio fue el más cálido jamás registrado; el hielo marino del Ártico en octubre llegó al nivel más bajo de su historia, y apocalípticos incendios, inundaciones, sequías y tormentas son cada vez más habituales. La biodiversidad se está colapsando, los desiertos se están extendiendo y los océanos están calentándose y atragantándose con residuos plásticos”, alertó el Secretario General en una publicación oficial de la organización.

Debido a su papel pionero, primero con el Pago por Servicio Ambiental Hídrico (PSAH) desde hace 20 años y luego con el levantamiento de la huella de carbono, la ESPH ha puesto énfasis importante en reducir las emisiones y compensar con “siembra de aire”. Este esquema de adquisición de recursos para el PSAH (tarifa hídrica) es 100% descarbonizado, a diferencia del esquema nacional.

“La Gerencia General ha sido visionaria desde décadas atrás y esto quedó plasmado en la Ley de Transformación de la ESPH Nº 7789 en 1998 en donde en su artículo 6 inciso d se nos da (a toda la organización) la responsabilidad de promover el desarrollo, la educación y la conservación sostenible de los recursos naturales en la región…  Partiendo de este punto, se da a la tarea de crear la Unidad Ambiental en 2002 (hoy Proceso Gestión Ambiente) a la cual se le han ido asignando responsabilidades que han marcado la diferencia en el desarrollo ambiental de la organización (Educación Ambiental, Gestión Ambiental, participación de un proceso de certificación internacional -ISO 14001- de la mano del Proceso de Gestión Integrada) y ejemplo a nivel regional e inclusive fuera de nuestras fronteras (caso de la Tarifa Hídrica)”.

“El cuantificar la huella de carbono ha significado un reto muy interesante puesto que la organización como tal es muy compleja por su diversidad de funciones y objetivos, lo que convierte a la ESPH es un modelo a seguir. Dicho de otra manera, hay metodologías de cuantificación que se han tenido que diseñar exclusivamente para la organización puesto que no hay aún modelos que se pueda repicar. El apoyo logrado inclusive desde la Sub-gerencia y los Negocios, así como todo el equipo de trabajo del proceso ha significado que casi 8 años después podamos tener una matriz de cuantificación más que aceptable y validada con el tiempo y los resultados en las verificaciones externas así lo demuestran “, aseguró Juan Diego Bolaños, encargado del proyecto de carbono neutralidad por parte del Proceso Gestión Ambiente de la ESPH.

Según datos de Gestión Ambiente, las hectáreas de bosque y plantación destinadas a la remoción de carbono aumentaron considerablemente en los últimos años. Del 2014 al 2020 se pasó de 85,69 hectáreas a 176,80, lo que equivale a pasar de seis fincas destinadas para esta labor a once.

Estas hectáreas protegidas se encuentran en San Rafael y San Isidro de Heredia, además de Aguas Claras de Upala donde se encuentran dos plantas hidroeléctricas de la Empresa (Los Negros I y Los Negros II).

 “Este aporte empresarial es sumamente importante, puesto que estos terrenos se han convertido en áreas con una polifuncionalidad extraordinaria, lo que demuestra la variabilidad de estos ecosistemas:  protección de la biodiversidad, del recurso hídrico tanto para el consumo humano como para la generación hidroeléctrica, y ahora cumpliendo una función fundamental como sumideros de carbono”, mencionó Bolaños.

Bolaños señaló además que gracias a este aumento de áreas boscosas se cuenta actualmente con 56 parcelas permanentes de muestro, a diferencia de las 39 que se tenía en el 2014: “La información científica acumulada en estas parcelas a lo largo de los años es importante, máxime que, en las partes altas de San Rafael y San Isidro de Heredia, no existe actualmente un banco de información científica como la que se guarda actualmente en ESPH producto de los años de medición en estas áreas”.

Estas parcelas son esenciales ya que son utilizadas para estimar el crecimiento del bosque y posteriormente determinar el carbono fijado y removido de la atmósfera.

Con el Sistema de Gestión de la Huella de Carbono, se logró identificar 27 fuentes de emisión en el 2020 (19 fuentes en el 2014) y pasar de 0,255 toneladas de CO2e  en 2016 (en planes de reducción/año) a 4,12 ton CO2e en 2020.

Además, la ESPH cuenta con una serie de iniciativas que encaminan aún más este proyecto de Carbono Neutralidad en la Empresa como lo son:

•             Cambio de luminarias públicas (lámparas de mercurio y sodio por tecnología LED).

•             Sustitución de equipos reconectadores con gas SF6 por equipos al vacío.

•             Implementación del Proyecto AMI de medición inteligente lo que permite disminuir pérdidas de energía en la distribución de la misma.

•             Sustitución paulatina de aires acondicionados con Gas R22 por equipos eficientes.

•             Cambio progresivo de lámparas incandescente y fluorescentes en edificios por tecnología LED.

•             Se analiza la compra de una draga para limpieza de sedimentos en embalses lo cual beneficiaría no solo la capacidad de carga y eficiencia del embalse; sino también se reducirían emisiones de metano producto de la descomposición de materia orgánica del sitio.

•             Proceso de renovación de la flota vehicular según disposición de recursos.

Los aportes que realice la ESPH se suman al inventario nacional para lograr la carbono neutralidad en 2030, según la meta país. Actualmente la ESPH es reconocida por el Gobierno de la República y específicamente por la Dirección de Cambio Climático dependencia del MINAE con el estatus de Carbono Reducción.